Adriana del Pilar Hoyos Naranjo

Adriana del Pilar Hoyos Naranjo

Alguien dijo: difícilmente podremos entender lo que vemos si no entendemos cómo vemos

Hace años que me intereso por la visión, incluso he trabajado varios años como técnico ocular, pero mi verdadera pasión es la mirada. Me interesa la percepción de lo que nos rodea, los contornos, las dimensiones, la nitidez, la claridad, el ojo y la luz asociados al alma y al conocimiento del ser humano y su entorno.

Cuando alguien mira al horizonte se le dilata la pupila y cuando alguien mira al horizonte tiene tiempo para reflexionar, es decir su mirada y su estado del alma están unidos. Cuando alguien se fija en algo cercano y focaliza su atención, se concentra, su pupila se contrae también.

Los secretos del mirar, del saber ver son profundos y

sutiles.

Creo que nunca he abandonada mi pasión por la mirada. Aunque ahora me dedico al cine lo único que hice fue cambiar el microscopio por la cámara, esa extensión fantástica del ojo.

Todo esto lo cuento porque si ha habido un cambio en mi vida fue el día que el Dr. Hoyos me operó de los ojos, eso que había sido tan fundamental en mi vida y que significa mi manera de estar en el mundo, mi manera de mirar. Quizás lo había sido porque tenía más de siete dioptrías de miopía

Y sabía profundamente lo que era no ver bien.

Ahora recuerdo por ejemplo aquellos veranos, en los que intentaba liberarme de esas muletas de lo ojos que significaban las gafas o las lentes de contacto, que aunque útiles, abusaba de ellas con tal de no llevar esos pesados lentes.

Después de estudiar los tipos de cirugía, de conocer de primera mano los resultados que obtenía el Dr. Hoyos con sus pacientes. Decidí operarme y desde entonces me olvidé de que alguna vez mis ojos sólo vieron contornos difusos, sombras, mundos confusos y borrosos, líneas tortuosas.

Me olvidé de que pasé por antipática y odiosa con los amigos que me crucé en la calles pero no reconocí.

Me olvidé de perderme cuando salía del mar y no encontraba mi sitio, dónde estaría aquella toalla naranja intenso con peces de un azul fosforescente, que había escogido especialmente para la ocasión.

Alguien gritaba

¡Aquí, estamos Aquíííí!.

Y yo seguía la voz hasta encontrar de nuevo mi sitio, ese lugar familiar que me devolvía al sosiego del encuentro.

El Dr. Hoyos me devolvió ese saber estar el mundo tan importante hoy en mi vida, en mi profesión, en mi vocación.

Gracias Dr. Hoyos por que con su impagable ayuda he podido ver, contemplar , observar , vislumbrar, descubrir, percibir, distinguir, apreciar, entrever, divisar.

Abrir los ojos al mundo que me interesa.
Adriana Hoyos

Productora de La Huella del Gato www.lahuelladelgato.com

Directora de Visual, Festival de cine. www.visual-ma.com

Directora de cine y escritora: www.adriana.lahuelladelgato.com

Madrid

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR