CALENDARIO Revisiones Oftalmológicas

Muchas veces nos hemos preguntado “¿cuándo tengo que acudir al oftalmólogo?”. Les proponemos un calendario con las revisiones oftalmológicas recomendadas a lo largo de la vida.
CALENDARIO Revisiones Oftalmológicas

CALENDARIO Revisiones Oftalmológicas

Los primeros 24 meses de vida:

Si los padres observan alguno de los siguientes síntomas:

Lagrimeo y conjuntivitis frecuentes (obstrucción lagrimal)
Fotofobia, córneas grandes y lagrimeo (glaucoma congénito)
Pupila blanca (catarata congénita o retinoblastoma)
Desviación de uno o ambos ojos (estrabismo congénito)
Movimientos rápidos de los ojos (nistagmus congénito)
Dificultades visuales al comenzar a caminar (baja visión por múltiples enfermedades congénitas o miopía elevada)

Todas estas enfermedades necesitan un diagnóstico y tratamiento precoz.

A los 3 años: Todos los niños deberían ser sometidos a un examen oftalmológico con medida de su agudeza visual y examen bajo cicloplégia (gotas que dilatan la pupila) de su refracción. A esta edad se detectan:
Defectos de refracción (miopía, hipermetropía elevada y astigmatismo).
Ojo vago o ambliope.

Si el niño presenta un defecto refractivo debe de comenzar a utilizar gafas en esta época de la vida. Si además detectamos un ojo vago, debe iniciarse la terapia de tapar el otro ojo, para conseguir desarrollar la visión. Si los niños presentan alguna de estas anomalías, luego deberán seguir realizando revisiones periódicas, primero cada 3-4 meses y luego cada año.

De los 3 a los 5 años:Si los padres observan desviación de un ojo o guiños frecuentes. Suele ser la edad de aparición del estrabismo infantil.

De los 6 a los 8 años: Todos los niños deberían ser sometidos a un nuevo examen oftalmológico, pues aproximadamente a los 8 años termina el desarrollo de la agudeza visual, y es importante saber si se ha desarrollado con normalidad. Sobretodo si los padres observan retrasos en el aprendizaje escolar, que pueden estar causados por un defecto refractivo que se corregiría con gafas. También pueden estar originados por algún trastorno funcional como por ejemplo la visión binocular (utilización de ambos ojos, que es necesaria para conseguir la visión en 3 dimensiones) o la acomodación-convergencia (necesaria para poder poner los ojos en posición de lectura y poderse enfocar), y en estos casos son necesarios los ejercicios ortópticos (terapia visual).

De los 8 a los 14 años: Si los niños se quejan de cefaleas, dificultades para ver la pizarra, si se acercan mucho a la tele o al texto cuando leen o escriben. Esta es la edad en la que suele aparecer la miopía escolar.

De los 14 a los 16 años: Todos los niños, pues en la pubertad suelen aparecer miopías por estrés visual (abuso de ordenadores, videojuego, consolas, o simplemente por las horas de estudio).

Después de la pubertad y hasta los 20 añossuelen aumentar los defectos miópicos, hasta su estabilización.

De los 20 a los 40 años: Los pacientes con defectos visuales deben realizarse revisiones oftalmológicas anuales, aunque su defecto visual no se esté modificando. Los miopes piensan por ejemplo, que con cambiarse de gafas o de lentillas ya tienen hecha la revisión, y se olvidan del examen del fondo de ojo, donde es frecuente encontrar lesiones retinianas que les predisponen a presentar un desprendimiento de retina, si no son diagnosticadas y tratadas a tiempo.

En esta época también detectamos pacientes hipermétropes que no han usado gafas hasta la fecha, porque su trabajo no precisaba excesivo trabajo en visión próxima y ahora refieren dificultades en su enfoque de cerca, y que se soluciona con unas gafas que aunque son de lejos, les solucionan sus problemas de cerca.

A partir de los 40 años: Todos los pacientes deberían hacerse revisiones anuales, usen o no gafas, con medición de la presión ocular, pues es la edad de presentación del glaucoma.

Además a los 40 años se inicia la presbicia o vista cansada, y los pacientes necesitan gafas para cerca, o si ya usaban gafas, una graduación diferente para cerca y otra para lejos.

A partir de los 60 años: A esta edad suele aparecer la degeneración macular senil. Los pacientes deben ir al oftalmólogo si detectan irregularidades en la visión central, problemas para leer, si observan que las líneas rectas están torcidas.

A partir de los 70 años: En las últimas décadas de la vida suelen desarrollarse las cataratas, como un problema de envejecimiento normal. Notan visión con niebla, cambios frecuentes de graduación y disminución de la agudeza visual.

Consideraciones especiales:
Pacientes diabéticos: Deben hacerse un examen de fondo de ojo cada año para detectar y tratar la retinopatía diabética.
Pacientes hipertensos: Deben hacerse exámenes periódicos del fondo de ojo, pues existen signos (retinopatía hipertensiva) que indican si la hipertensión están bien controlada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR