Consejos para ALÉRGICOS

La alergia primaveral y su incidencia en nuestros ojos
Consejos para ALÉRGICOS

Si existe una estación más temida por los alérgicos, esa es la primavera. Es cuando una buena parte de la población, especialmente niños y jóvenes, empieza a ver como se deteriora su calidad de vida, al comenzar a sufrir regularmente estornudos, picor de ojos o cansancio en general, dando lugar al fenómeno de la alergia primaveral.

Y en ese contexto, una de las enfermedades que con mayor intensidad se manifiesta es la conjuntivitis alérgica, la forma mas frecuente de alergia ocular y la que motiva en la durante estos meses un mayor número de consultas oftalmológicas.

La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva, una fina membrana que produce una mucosidad que tapiza y lubrifica la superficie del ojo. Cuando la conjuntiva empieza a irritarse o inflamarse, los vasos sanguíneos que la irrigan se dilatan y el ojo se vuelve rojo ocasionando numerosas molestias: intenso picor, lagrimeo, visión borrosa, sensibilidad a la luz (fotofobia), secreción y legañas. En casos graves, puede llegar incluso a provocar lesiones en la córnea.

La conjuntivitis alérgica se produce por una reacción de nuestro organismo ante la presencia de alérgenos (entre los que destacan los ácaros y los hongos anemófilos que transportan el polen), o irritantes ambientales como el tabaco, humo, polvo, disolventes, etc. Además, también pueden influir la ingesta de colorantes o dietas hipercalóricas, el mal uso de algunos productos oftalmológicos (gotas, lentillas, etc) o cosméticos, etc.

Aunque habitualmente la conjuntivitis alérgica suele ser de carácter benigno, lo recomendable es acudir de urgencia al oftalmólogo para determinar el tipo, la gravedad de la misma e instaurar el tratamiento correcto para recuperar la visión normal y aliviar las numerosas molestias que ocasiona esta enfermedad que, al igual que ocurre con el resto de alergias, está teniendo un aumento muy significativo en los últimos años. Se calcula que el 20 por ciento de la población padece algún tipo de conjuntivitis alérgica.
Esta suele iniciarse durante la infancia, se repite cada año con la llegada de la primavera y no finaliza hasta pasado el verano. En muchos casos, la enfermedad se atenúa en la pubertad y disminuye su intensidad y la duración de sus episodios e, incluso, a veces desaparece al llegar a la edad adulta.

El tratamiento de la conjuntivitis alérgica se realiza con colirios antihistamínicos y vasoconstrictores, que alivian el picor y el enrojecimiento ocular. En otras ocasiones, se recurre al uso de corticoides en colirio, pero solo durante cortos períodos de tiempo, ya que su uso prolongado puede ser perjudicial. Otras formas de conseguir un alivio notable de los síntomas son la aplicación de compresas frías y bolsas de hielo sobre los párpados. Es muy importante que los pacientes sepan que frotarse o rascarse los párpados empeora y prolonga el cuadro. En cualquier caso, será necesario una perfecta higiene ocular por parte del paciente para evitar el riesgo de nuevas infecciones que agraven aún más esta enfermedad.

Otro tratamiento que puede ser necesario es el de identificar el origen de la alergia ocular, ya que si se trata de un animal doméstico o de una planta, deberemos alejarlo del entorno del paciente. En ese caso, será necesario la colaboración de un alergólogo para identificar el tipo de alérgeno causante de la conjuntivitis.

También es aconsejable que el paciente se traslade a un clima húmedo y frío, o que duerma en una habitación con baja temperatura. Asimismo, se recomienda que los pacientes que sufren este tipo de alergias, sean niños o adultos, utilicen gafas de sol durante la primavera y el verano, y pasen sus vacaciones estivales en la montaña en vez de en la playa.

CONSEJOS ÚTILES

¿Qué podemos hacer?

lavar los ojos con suero fisiológico
aplicar compresas frías sobre los párpados
lavar las manos con frecuencia
usar gafas de sol
limpiar la casa con aspirador

¿Qué no podemos hacer?

lavar los ojos con manzanilla
usar colirios sin prescripción médica
frotar o tocar los ojos
usar lentillas
limpiar la casa y levantar polvo

SÍNTOMAS DE LA CONJUNTIVITIS ALÉRGICA

Enrojecimiento de los ojos
Visión borrosa
Picor ocular
Lagrimeo
Sensibilidad a la luz
Secreción y legañas

CAUSAS DE LA CONJUNTIVITIS ALÉRGICA

Polen de las flores
Hongos y mohos
Pelos de los animales
Plumas de aves
Gases y sustancias del medio ambiente
Cosméticos y lacas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR