Técnicas Quirúrgicas

BLEFAROPLASTIA

BLEFAROPLASTIA

La BLEFAROPLASTIA se conoce como la cirugía plástica de los párpados  y es uno de los procedimientos cosméticos que más se practican en nuestro país. Este tipo de cirugía está destinada en algunos casos a mejorar la apariencia cosmética de los párpados y en otros a mejorar la visión, y por este motivo clasificamos los pacientes en dos categorías: blefaroplastia cosmética y blefaroplastia funcional.

Blefaroplastia cosmética: Es esta categoría podemos incluir a los pacientes que ven en sus párpados las muestras más evidentes del paso del tiempo. La piel poco a poco se va envejeciendo y este envejecimiento se hace más evidente a nivel de los párpados y del contorno de los ojos. Este problema que puede iniciarse a partir de los 30 años, hace que los ojos parezcan cansados y que la gente nos diga que tenemos una mirada triste. Estas personas son buenos candidatos para realizar una blefaroplastia con fines cosméticos.

Blefaroplastia funcional: En esta categoría incluimos a los pacientes que se quejan de dificultad de visión, debido a unos párpados superiores muy pesados. Frecuentemente la piel de los párpados superiores cae encima de las pestañas bloqueando la visión. Las personas de esta categoría refieren una mejoría de la visión elevando simplemente con sus dedos la piel de los párpados y son candidatos a lo que se llama una blefaroplastia funcional.

¿En que consiste la blefaroplastia?

La blefaroplastia consiste en realizar unas incisiones que siguen las líneas naturales de los párpados: los pliegues de los párpados superiores y justo por debajo de las pestañas en el párpado interior. Las incisiones se pueden extender hacia las patas de gallo o líneas que se forman al sonreír en las esquinas exteriores de los ojos. Trabajando por medio de estas incisiones el cirujano separa la piel del tejido graso interno y del músculo, extrae la grasa excesiva y generalmente corta la piel y músculos caídos. Posteriormente se cierran las incisiones con suturas muy finas.

En algunos casos no es necesario eliminar el exceso de piel de los párpados, sino solo la grasa, es posible realizar la blefaroplastia a través de la conjuntiva del ojo. Esta técnica es adecuada principalmente para las personas más jóvenes que presentan una piel más gruesa y elástica.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza y cuánto tiempo dura la cirugía de blefaroplastia?

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica y como tal debe realizarse en un quirófano autorizado y con todas las medidas de esterilidad. Normalmente se realiza de forma ambulatoria y sin necesidad de dejar hospitalizado al paciente. Se suele utilizar la anestesia local (se duerme el área que rodea a los ojos), asociada a sedantes orales o intravenosos, y siempre bajo la vigilancia del médico anestesista.

La técnica quirúrgica suele durar una o dos horas dependiendo de si se va a trabajar sólo en los párpados superiores, o también los párpados inferiores.

¿Cómo es el postoperatorio?

La blefaroplastia suele tener unos resultados bastante buenos y definitivos, pues las bolsas de lo párpados no suelen volver a aparecer.

Las cicatrices después de los 10 primeros días pasan desapercibidas con ayuda del maquillaje y prácticamente son invisibles a los dos meses de la intervención desapareciendo generalmente a los 6 meses. Pese a las molestias iniciales secundarias a la intervención, en principio, al mes una persona puede volver a llevar una vida totalmente normal.

Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR