Técnicas Quirúrgicas

TRANSPLANTE de Córnea

TRANSPLANTE de Córnea

TRANSPLANTE de Córnea. Las enfermedades que afectan a la transparencia de la córnea suelen ocasionar la pérdida de visión. En estos casos, el único recurso viable consiste en el reemplazo de la córnea dañada por otra transparente. Es lo que se llama trasplante de córnea o queratoplastia, es una técnica que permite obtener una mejora considerable en la visión.

¿Qué es la córnea?

La córnea es una cubierta externa del ojo, que se sitúa sobre el iris y la pupila. Se caracteriza por ser transparente y dejar pasar la luz hacia la retina, donde se iniciará el proceso visual. Cuando alguna enfermedad afecta a esta transparencia, ocasiona una interferencia al paso de la luz y el resultado final será la pérdida de visión.

¿Cuándo se recomienda el trasplante de córnea?

Se recomienda cuando se produce una infección severa, lesión, daño, degeneración o cicatrización de la córnea; cuando las córneas se vuelven opacas y no permiten el paso de la luz. En otros casos la córnea se mantiene transparente pero tiene deformidades que dificultan la visión, como es el caso del queratocono, siendo necesario el trasplante para restablecer una buena visión.

¿En qué consiste el trasplante de córnea?
Para realizar un trasplante de córnea es necesario disponer de una córnea donante, que llega al cirujano a través de un Banco de Ojos. La intervención consiste en la retirada de la porción de córnea dañada y en la colocación en su lugar de la porción equivalente de la córnea donante. Esta cirugía se suele realizar de forma ambulatoria y con anestesia local, de forma que el paciente puede volver a su casa el mismo día de la intervención.

¿Existen distintas técnicas o tipos de trasplante de cornea?
Según la zona de la córnea que vayamos a trasplantar podremos hablar de un tipo u otro de trasplante:

Trasplante corneal lamelar, este tipo de trasplante se utiliza cuando la parte más afectada de la córnea son las capas más superficiales, consiste en la sustitución del epitelio, la membrana de Bowmann y parte del estroma. Podríamos definirlo como un trasplante “parcial” de la cornea.

Queratoplastia lamelar posterior, este tipo de trasplante se utiliza cuando la parte más afectada de la córnea son las capas más profundas de la córnea, la membrana de descemet y el endotelio.

El objetivo final de los dos tipos de trasplantes anteriores es eliminar la menor cantidad de tejido corneal.

Trasplante corneal penetrante, consiste en la sustitución de la totalidad del tejido corneal, inclusive la membrana de Descemet y el endotelio.

¿Qué ocurre después del trasplante?

La vigilancia después de la operación deberá ser muy estrecha para evitar y controlar cualquier rechazo del tejido donante, una de las complicaciones más temidas en cualquier trasplante. En cuanto a la recuperación de la visión, esta puede demorarse varios meses, dependiendo del grado de cicatrización y del estado de salud del ojo.

¿Puedo ser donante de córneas?

La ventaja del trasplante de córnea es que no necesita estudios de compatibilidad, por lo que todos podemos ser donantes potenciales. Se excluyen aquellos pacientes con enfermedades infecciosas, como el SIDA y la hepatitis, y los que han sido sometidos a intervenciones oftalmológicas. En los Bancos de Ojos se realiza un minucioso análisis de las córneas donantes, seleccionando las córneas válidas para trasplante.

Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR