MOSCAS Volantes Miodesopsias

A las partículas o manchas oscuras que se mueven en el campo de visión se les denomina moscas volantes.
MOSCAS Volantes – Miodesopsias

Las MOSCAS Volantes – Miodesopsias son partículas o manchas oscuras que se mueven en el campo de visión. Aunque la mayoría no requieren tratamiento y se asocian al proceso de envejecimiento, en algunos casos las moscas volantes son síntomas de un desgarro retiniano y nos avisan de que la retina se puede desprender provocando una importante pérdida de la visión.

¿Qué son las MOSCAS Volantes – Miodesopsias? Son pequeños puntos móviles que aparecen en el campo visual y suelen observarse cuando hay luz y miramos un fondo claro, como una pared o el cielo. En realidad, se trata de diminutas partículas del humor vítreo, el líquido transparente y gelatinoso del interior del ojo.

¿Cuáles son los síntomas de las MOSCAS Volantes – Miodesopsias? Lo que el paciente percibe son las manchas que proyectan las moscas volantes en la retina, pudiendo tener diferentes formas: pequeños puntos, círculos, líneas, nubes o telarañas. Las manchas, en general, se desplazan apenas se trata de mirarlas, y se notan más bajo una luz brillante. A veces también se pueden ver centelleos de luz.

¿Por qué se producen las MOSCAS Volantes – Miodesopsias? Pequeñas moscas son frecuentes a cualquier edad, debido a pequeños grumos que se forman en el humor vítreo que rellena el ojo. Pero a medida que aumenta la edad, la gelatina del humor vítreo se encoge y se separa de la retina, ocasionando un desprendimiento del vítreo posterior. Esa es la causa más común de las moscas volantes y se da sobretodo entre personas mayores de 60 años, miopes y pacientes que han sido operados de cirugía intraocular.

¿Pueden ser graves las MOSCAS Volantes – Miodesopsias? Cuando la gelatina vítrea se separa, la retina puede desgarrase y causar una hemorragia en el ojo, lo que puede provocar la aparición de un nuevo grupo de cuerpos flotantes y centelleos. Si el desgarro no se trata soldándolo con LÁSER, el líquido del ojo entra por el desgarro y desprende la retina, provocando una considerable pérdida de visión, en cuyo caso se deberá tratar quirúrgicamente. Sin embargo, las moscas volantes que no son causadas por un desgarro o desprendimiento no son graves y no requieren tratamiento aunque nunca desaparecerán por completo.

¿Qué podemos hacer en esos casos? Las moscas volantes interfieren en la vista, lo que puede resultar muy molesto, especialmente durante la lectura. Lo mejor es mover los ojos, hacia arriba y hacia abajo, con el fin de apartarlas de la vista. Con el tiempo, algunas se vuelven hasta imperceptibles. Pero si repentinamente aparece un gran número de moscas volantes o centelleos, lo más prudente es acudir al oftalmólogo para que realice un examen del fondo del ojo y asegurarse de no haber sufrido daño alguno en la retina.

VolverEnfermedades

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR