MIOPÍA

La miopía afecta a un 25% de la población entre los 12 y los 54 años. Es un defecto de la vista que puede corregirse con la técnica quirúrgica LASIK, basada en la aplicación del láser.

¿Qué es la miopía?

Es un defecto refractivo del ojo que provoca dificultad para enfocar los objetos de lejos y por ese motivo a estos pacientes se les llama “cortos de vista”.

¿Cuándo se produce?

En un ojo normal, las imágenes entran en el ojo y son enfocadas por la córnea y el cristalino en la retina, la cual transmite las imágenes al cerebro. En el ojo miope las imágenes se proyectan por delante de la retina causando visión borrosa.

¿Cómo se previene?

La herencia familiar es determinante en la aparición de la miopía. Pero debemos controlar en nuestros niños la iluminación o postura durante la lectura y el abuso del ordenador, videoconsola, … intentando que ejerciten al máximo su visión para lejos.

¿Cómo se corrige la miopía?

Para que las personas con un defecto visual de refracción puedan ver de una forma nítida, es necesario enfocar las imágenes en la retina y esto se puede conseguir con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva.

¿En qué consiste el tratamiento con cirugía?

La miopía la podemos corregir quirúrgicamente con láser excímer (LASIK o PRK), que se realiza con gotas de colirio anestésico, dura unos 10 minutos y en una hora el paciente ya esta de vuelta en su domicilio, o bien, con implantes intraoculares de lentes fáquicas (Visian ICL), con las cuales se consiguen muy buenos resultados.

¿Quién realiza estas intervenciones?

El éxito de estas intervenciones depende en igual medida de la tecnología, y de la experiencia y habilidad del cirujano oftalmólogo. Para evitar riesgos innecesarios, seleccione un centro que disponga de un equipo médico con amplia experiencia en la aplicación del láser en cirugía refractiva y dotado con la tecnología más innovadora.

PIDE CITA
CONTACTA
Abrir chat
Consúltanos por WhatsApp