RETINOGRAFÍA

Fotografía del fondo de ojo

La Retinografía es el estudio fotográfico de la retina. Técnica utilizada para el diagnóstico y seguimiento de patologías del fondo del ojo.
El retinógrafo realiza una detallada fotografía digital del fondo del ojo, con una resolución de entre 2 y 5 megapíxeles, por lo que es muy improbable que haya anomalías que escapen a este examen.
Además del retinógrafo no midriático convencional, el IOH dispone del Compass, retinógrafo que permite imágenes de alta calidad del fondo del ojo de hasta 60º y que gracias a la tecnología de imagen Confocal True Color permite obtener el color verdadero de la retina, a través incluso de pupilas de 3 mm de diámetro.

Las fotografías del fondo de ojo nos aportan una documentación gráfica de los cambios que sufre la retina de los pacientes con diabetes e hipertensión arterial, y nos sirven para conocer y adecuar el control metabólico de estas enfermedades en cada caso. Además, podemos fotografiar lesiones tumorales internas para controlar su crecimiento, así como cualquier patología vascular o degenerativa de la retina. El control fotográfico de la cabeza del nervio óptico en el paciente con glaucoma nos permite constatar cualquier evolución en el proceso de atrofia del nervio óptico.
PIDE CITA
CONTACTA
Abrir chat
Consúltanos por WhatsApp