IRIDOTOMÍA LÁSER


Este procedimiento consiste en practicar con un láser una perforación en el iris para establecer una comunicación entre la cámara anterior y la cámara posterior del ojo, evitando que se cierre la vía de drenaje del fluido intraocular que podría provocar el aumento de la presión intraocular.
La IRIDOTOMÍA LÁSER se realiza en consulta ambulatoria y con anestesia local tópica (gotas).
Se pueden dar incidencias leves como malestar durante el tratamiento y despúés por el uso de una lente de contacto utilizada durante el procedimiento. En algunos casos los paciente pueden aquejar excesiva sensibilidad a la luz y visión de reflejos.
Los riesgos de más probable aparición en relación con este tipo de láser son:
- Aumento de la presión intraocular secundario a la inflamación.
- Visión borrosa transitoria.
- Hemorragias intraoculares por lesión de los vasos del iris.
PIDE CITA
CONTACTA